Reseña: Buscando a Audrey - Sophie Kinsella

jueves, 24 de marzo de 2016

Finding Audrey
Sophie Kinsella
Puck - 2016
283 páginas
14 €
A veces el mero hecho de salir de casa puede representar un enorme desafío…
Desde que sufrió un terrible episodio de acoso en la escuela, Audrey, de catorce años, se niega a dar un paso fuera de su hogar o a relacionarse con nadie que no sea de su familia. Las gafas oscuras y la capucha de la sudadera se han convertido en sus mejores aliadas. Hasta que conoce a Linus, un compañero de videojuegos de su hermano mayor. Y experimenta una fuerte conexión que despierta en Audrey el intenso deseo de salir de su caparazón…
Un largo viaje acaba de empezar. Por suerte para ella, Audrey no tendrá que emprenderlo en solitario. Cuenta con la inteligencia de su psicoterapeuta, con el cariño de su familia, con el ingenio y el humor de Linus. Pero, por encima de todo, cuenta consigo misma.
Sophie Kinsella no era ninguna desconocida para mí antes de leer Buscando a Audrey. Ya la conocía por sus libros de chick-lit de género adulto y siempre me ha parecido una autora muy, muy divertida.
Estaba deseando ver cómo se desenvolvía en la literatura juvenil y tengo que decir que me ha sorprendido mucho, y para bien.

Buscando a Audrey tiene la inconfundible huella de Sophie Kinsella, con unos personajes algo excéntricos y una trama repleta de momentos disparatados con los que es imposible soltar más de una carcajada. En serio, a mí me cuesta horrores reír con un libro y, este, lo ha conseguido.
Pero, además, dentro de todo ese ambiente algo loco y divertido, se las ha ingeniado para meter una historia realista tocando algo tan de actualidad como es el acoso escolar.
Aunque no estamos ante una novela dramática al uso, ya que no se adentra en explicar todas las jugarretas que sufrió Audrey en su colegio, ni en darle un tono sombrío o tristón.
Todo está contado de forma desenfadada, divertida pero con mucho respeto, ya que sabe cuándo toca ponerse seria y aparcar a un lado las bromas.

A pesar de que la protagonista es Audrey y ese largo y difícil camino que tiene hasta poder superar todo lo que sufrió en el colegio, creo que su familia es la estrella indiscutible del libro, especialmente su madre.
Su madre es de los personajes más excéntricos que he visto últimamente. Está obsesionada con que la familia cumpla todos los consejos de los artículos de un periódico que lee religiosamente cada día y tiene una guerra abierta con Frank, el hermano mayor, que se pasa gran parte de su tiempo libre delante del ordenador. El tira y afloja que tienen los dos por este tema es de lo más cómico.
Luego está su padre, que se debate en no contradecir a su mujer y, a la vez, intentar evitar seguir sus locas ideas.
Y por último, Felix, el hermano pequeño de 4 años, que aparece en menor medida pero siempre para soltar alguna de las típicas ocurrencias que sólo los niños de esa edad pueden tener.
No estamos ante una familia perfecta: son desordenados, escandalosos, siempre a la greña los unos con los otros, pero que no dudan en defendese y apoyarse cuando alguno lo necesita.

Por supuesto, tenemos un romance a la vista, pero, aparte de que es algo secundario, es muy cuco. Todavía me sigue sorprendiendo que en menos de 300 páginas haya conseguido desarrollar una historia de superación y, a la vez, un romance creíble, inocente (estamos hablando de chicos de 14-15 años) y para nada cargante.
Linus es uno de los amigos de Frank y el único que no juzga a Audrey por el tipo de vida que lleva y que se toma las molestias por conseguir acercarse a ella.
No estamos ni ante el chico más guapo del colegio, ni el más popular, ni nada. Es simplemente un chaval normal y corriente que busca conocer a la misteriosa hermana de su amigo.

Como ya he comentado, no todo es cachondeo. Las partes que están más centradas en la salud mental de Audrey me han parecido perfectas. La autora consigue que lleguemos a comprender y simpatizar con ella, haciendo que nos demos cuenta de que lo que le pasa a Audrey, no es algo que se pueda superar fácilmente con un poco de voluntad propia, si no que es algo mucho más complicado que requiere de ayuda.

Buscando a Audrey no es simplemente una lectura para desconectar y divertida, que también, si no que además tiene una parte más delicada, seria y reflexiva.
Cuenta con unos personajes hilarantes y, a la vez, entrañables, muy humanos y cercanos. 
Sophie Kinsella ha conseguido crear una novela corta, rápida de leer, fresca, divertida, nada superficial y en la que incluso ha conseguido ir metiendo algunas enseñanzas entre sus páginas.

*Con la colaboración de Puck*

16 comentarios :

Lidiane[Hermosa Loucura] dijo...

Hola!

He leído de esta autora No te lo vas a creer y me gustó mucho, así que espero leer algo más de ella pronto.
Me apunto este. !

Besos, nos leemos!

MeriiXún dijo...

Hola^^
La verdad es que, desde que supe que lo sacarían lo he querido leer y ahora, tras ver lo que dices de el en tu reseña, tengo más ganas aún de leerlo así que espero hacerme pronto con el, creo que será una muy grata lectura.
un besote!

Mapi dijo...

Hola :) Debo ser sincera y decir que no tenía ni idea de la existencia de este libro, pero después de leer tu reseña me han dando ganas de unirlo a mi colección ^^

¡Gracias por la reseña y un besote!

Bemelë 32 dijo...

No hay nada como un libro que te enseña y que te hace reflexionar sobre la vida mientras nos cuenta una historia que simplemente atrapa ^-^

¡SE MUUY FELIIIIIIIIIIIZ! :):)

Mahalta dijo...

Holaa :)
Me apetece mucho leerme xq sé q es el tipo de libro que más me gusta, los q sin pretensiones consiguen sembrar en ti una visión distinta del mundo.
Gracias por proponerlo,

Un abrazo ^^

José Ángel Moya Molina dijo...

Me ha gustado lo que nos has contado y me lo llevo apuntado. Gracias por la reseña, saludos :D

Donde los Libros Duermen dijo...

Me encanta esta autora! Me ha sorprendido mucho que se haya pasado a este tipo de novela pero creo que lo leeré! Gracias por descubrirmelo!
Un abrazo!

Ani dijo...

Este libro me llama muchísimo la atención, y con tu reseña me has dado aún mas ganas de leerlo <3 ¿Te puedes creer que aún no he leido nada de la autora? Pues con este es el momento de hacerlo, me gusta lo que cuentas de que se hable de cuestiones más serias como enfermedades, más allá de los típicos romances.

¡Gracias por la reseña! Un besote

Araceli* dijo...

¡Hola!

Leí un libro de esta autora y me gustó mucho, así que éste no lo descarto.

1beso

Neus dijo...

Parece un libro interesante de leer, igual me animo
un besito

Mich Herondale dijo...

Hola!
Pues este libro me pinta bastante bien, ya llevo tiempo viendo buenas reseñas de él de booktubers estadounidenses, y viendo la tuya, me dan más ganas de leerlo :)

¡Un abrazo! ^^

SantitAh dijo...

Hola Saray!
Si ya me llamaba la atención ahora definitivamente quiero leerlo.
Me encanta que toque temas serios con un poco de humor, que la familia esté bien presente y sea un poco disparatada y me intriga el temita de Audrey.
Así que tengo que leerlo!

Que andes bien.

Sandra dijo...

¡Aaaaahh! Que ganas le tengo, por dios. Si es que este libro me llamaba desde el primer día en el que lo descubrí, los colores, la portada y su sinopsis. Dios, necesito divertirme y reírme ya con un libro, que hace tiempo que no lo hago como creo que lo haría con este. Me encanta que la autora toque temas reales pero que, a su vez, no sea dramática. ¡Y estoy deseando conocer a la familia de Audrey! jajaja

¡Un besote! <3

Isabel Tomma dijo...

Hola!
He leído buenos comentarios de este libro y me llama bastante la atención, además me gusta que haga esa mezcla entre una narración ligera y amena junto con una historia reflexiva de un tema que se esta saliendo de las manos hoy en día.
Gracias por la reseña.
Besos

Believe in Yourself 

Words Of Books dijo...

Hola!! Tengo curiosidad por leer algo de esta autora de la que tan bien hablan y creo que este es un buen libro para probar.

bess!s!

Viri Villarreal dijo...

Esta autora me encanta! así que lo espero con ansias!!!!